Una Final...

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

¿Alguien podría expresar en un artículo lo que se siente antes de un partido importante? Si, hablo de esos cosquilleos de la semana antes, el ambiente que se respira, las redes sociales empujándote con sus ánimos, la presión por dar todo lo que tienes… Sinceramente estoy muerto de la envidia, mis amigos, mi familia, el Balonmano Plasencia, vuelve a estar en todo lo alto, 5ª final en 6 años ¿Algo habremos hecho bien no? Digo habremos porque aunque ya no esté luchando con ellos a pie de cancha sé que notan mi amor por esos colores desde la distancia. Como echo de menos esa sensación, esa que con los años se disfruta y que de novato te juega malas pasadas; simplemente preparar la mochila (si, todo en orden, como lo pones siempre, no vaya a dar mala suerte) colgártela al hombro, bajar esas gradas de hormigón vacías que sabes que luego estarán llenas, entrar en el vestuario, buscar tu sitio y perder la mirada en las paredes buscando una ayuda para bajar pulsaciones, ahí está, delante de ti, todo un año de trabajo “vestido de PARTIDO”, así de injusto puede ser el deporte. Es impresionante… os juro que mi mente está ahora mismo calentando junto a vosotros, chocando cada vez que te cruzas con alguien porque el corazón parece que se va a salir ¡qué empiece esto ya! Está claro que el único valium es la bola y la resina, son los únicos que te tranquilizan…

Si señores, es vuestra 5º final en 6 años, 2 ganadas, 2 perdidas y una todavía por disputar, sinceramente no escribo para desearos que ganéis, sé que es vuestro objetivo, pero no sería justo que un resultado negativo calificará vuestro trabajo. Os escribo porque como sabéis no puedo estar allí y no sabía cómo transmitir la fuerza que siempre intento daros desde la grada, sois muy grandes, y lo sois ya, sois la mejor generación de la historia del club, disfrutar, sonreír, miraros y ver que el que está ahí es vuestro amigo, mira la grada ¡LLENA! ¿Qué jugador amateur puede decir que llenaba su pabellón? SOMOS MÁS QUE UN ESCUDO, ¡DEMOSTRARLO! Aunque parezca imposible de explicar el Sábado jugaré yo también, y cuando digo YO me refiero a todos los que sentimos esta gran familia.

AU AU AU!!!


"Sólo una cosa convierte en imposible un sueño: el miedo a fracasar"Paulo Coelho